Publicado en opinion

Alojarse después de la debacle. Por una nueva cultura de la vivienda

Ignacio Marinas

La vivienda, un derecho, una necesidad y un bien, en cuya producción intervienen factores económicos (financieros), sociales (alojarse en esa segunda piel que es la casa) y ambientales (consumo de suelo, infraestructuras densidad urbana, huella ecológica), presenta hoy un panorama crítico en el que estar fuera del mercado de la vivienda equivale, para muchas familias, a estar fuera del sistema.

Análisis de la situación

Desde diferentes perspectivas, los análisis sobre el problema de la vivienda en las propias administraciones lo califican, de forma unánime, como muy grave.

Tras la explosión de la burbuja inmobiliaria que cambió el mercado inmobiliario, seguimos buscando soluciones para atender el derecho constitucional de los hogares a una vivienda. Ahora en un contexto más complejo donde la necesidad de alojamiento ha venido discurriendo en paralelo a una sobreabundancia de viviendas, un desencuentro total entre recursos y necesidades en muchas familias y una política que optó por rescatar a los bancos y desprotegió a los más débiles, disminuye la inversión en vivienda social y no adecua la legislación sobre ordenación del territorio, sobre ordenación urbana y sobre vivienda a las necesidades de la nueva coyuntura.

El problema de la vivienda presenta ahora un panorama inédito y desolador: gente sin casas y casas sin gente; demanda insolvente en el mercado inmobiliario para la compra que incrementa la demanda de alquiler, lo que origina desahucios continuos. La oferta actual de vivienda no se adecua a la demanda derivada de nuevas formas de convivencia, y una política de vivienda, que aún incentiva la compra, olvida el alquiler social y también por ello resulta obsoleta e inadecuada para la actual coyuntura. Al mismo tiempo que aparecen nuevos agentes inmobiliarios que intervienen en el mercado, las administraciones autonómicas han aprobado nuevas regulaciones sobre la gestión de las viviendas vacías y el alquiler y se ha iniciado el trámite parlamentario de una nueva ley de vivienda.

Viejos problemas, sin resolver, de acceso a un alojamiento digno y nuevos fenómenos, como la demanda derivada de múltiples formas de convivencia, la insolvencia y el empobrecimiento de los trabajadores, que no se están abarcando desde la urgencia que requieren. En definitiva, hablamos de cómo garantizar, en este momento, el derecho a la vivienda que recoge el artículo 47 de la Constitución Española.

Ámbitos de acción para construir una alternativa

Hay que afrontar el problema del alojamiento desde la base que ha dejado una crisis sin precedentes que tiene graves consecuencias sociales: el elevado gasto en vivienda (más del 30% de los ingresos del hogar se destinan a ello), las dificultades para afrontar los gastos de vivienda (9,9%), un 10,1% presenta pobreza energética; y donde los colectivos más vulnerables son los parados jóvenes (22,9%), extranjeros no comunitarios (13,5%), hogares monoparentales (18,7%), hogares con hijos dependientes (16,5%).

En el ámbito urbano y en el mercado inmobiliario se acumulan múltiples necesidades y demandas nuevas, cuya resolución está fuera de las previsiones de los PGOU y cuya gestión supera los instrumentos administrativos de los ayuntamientos (diseñados y con experiencia en ordenar el crecimiento urbano, pero ineficaces para administrar y ordenar las nuevas prácticas urbanas): nuevos hogares insolventes para la compra, migrantes, turistificación, hacinamiento, procesos de expulsión (gentrificación); junto a la acumulación de vivienda en manos de fondos de inversión (4 grandes fondos acaparan 20.000 viviendas, 10.000 de ellas en Madrid); venta-liquidación de patrimonio público, desde el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid con los inquilinos dentro. Infravivienda y poblados marginales son otro capítulo a considerar, con el agravante de la especialización y concentración de los realojos sociales en los distritos más vulnerables.

El estallido de la burbuja produce una quiebra abrupta de esa quimera llamada capitalismo popular (la aspiración de ser propietarios). La vivienda propiedad- inversión terminó en la ejecución de miles de desahucios hipotecarios y viviendas desocupadas. Lo que conlleva un cambio de tendencia en el régimen de tenencia: la demanda pasa de estar dirigida a la propiedad a que sea mayoritaria la opción del alquiler para los nuevos hogares. Además, la evidencia muestra comportamientos especulativos en el mercado de compra y en el de alquiler, que no pueden ser controlados por las administraciones por la falta de un marco regulatorio (ley de arrendamientos, ley de vivienda, ley del suelo) y que sigue orientado hacia el crecimiento urbano y lastra la opción del alquiler.

El problema de la vivienda presenta ahora un panorama inédito y desolador: gente sin casas y casas sin gente; demanda insolvente en el mercado inmobiliario para la compra que incrementa la demanda de alquiler, lo que origina desahucios continuos

La crisis de 2008 ha generado una mayor desigualdad social. El riesgo de pobreza y exclusión alcanza en España el 26,6%

Una crisis sin precedentes que tiene graves consecuencias sociales: el elevado gasto en vivienda (más del 30% de los ingresos del hogar se destinan a ello), las dificultades para afrontar los gastos de vivienda (9,9%), un 10,1% presenta pobreza energética;

Tras la crisis de las Hipotecas y de la compra ,el mercado del alquiler despierta de repente (más empobrecimiento, más demanda de alquiler) y, al abandonar la aventura de la compra, descubre el muestrario de abusos en cláusulas y condiciones, que son práctica habitual por falta de adecuada reglamentación de la ley de arrendamientos y una escalada constante de los precios. Así, las viviendas en alquiler pasan del 12% en 2011 (albergan a 2.160.000 hogares), a un 18% en 2017 (albergan a 3.240.000 hogares), lo que supone una media de 180.000 nuevos alquileres cada año (más de un 70% de los nuevos hogares tras la crisis recurren al alquiler). Ello produce un incremento de precios entre 2014-2018 del 20%, Un incremento de precios se traducen en 24 desahucios al día: 14 proceden del alquiler, 4 de ejecuciones hipotecarias y 6 de ocupaciones. Y cada desahucio es un drama sin solución. Los desahucios reflejan dos caras de la pobreza que se manifiestan en el problema de la vivienda: la de los hipotecados insolventes y la de los trabajadores pobres que acuden al arrendamiento como solución. Además, la promoción de vivienda pública ha desaparecido casi por completo y mucho mas si hablamos de Vivienda publica en régimen de Alquiler

Anuncios
Publicado en Novas

Ni un solo concello alcanza la excelencia en gasto social

JOSÉ CALVIÑO  | 22.01.2019 
“Cualquier ayuntamiento que gaste menos de 50 euros por habitante en servicios sociales no puede satisfacer las necesidades de sus vecinos”, detalla a EL CORREO GALLEGO José Manuel Ramírez, presidente de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales. Lo hace tras recibir consulta al hilo de un informe que no encuentra ningún municipio en nuestra comunidad digno de estar entre los 31 detectados en España, todos sobre los veinte mil habitantes, con un desempeño excelente en este tipo de inversiones.

En el extremo opuesto, los 40 ayuntamientos que consideran “pobres” en esta materia, sí nos encontramos con dos, Pontevedra y en especial Marín, cuya apuesta social no alcanza el 60 % de la mediana de gasto por habitante y año, situada en 67,34 euros por persona. Estos municipios vecinos se quedarían por debajo de los 40,40 euros que marcarían ese dramático suelo, 31,58 € en el caso de la localidad portuaria regida por el PP -tras un descenso abrupto del 23,9 % sobre la liquidación de 2017-, y de 37,47 euros en la capital provincial que gobierna el Bloque, donde hubo un incremento del 6 %.

El informe sitúa además a otros 56 en precario, que son los que se encontrarían por debajo de los cincuenta euros, y ahí este colectivo sitúa, con los datos de la liquidación del presupuesto municipal de 2017 publicada por el Ministerio de Hacienda el 28 de diciembre, nos encontramos en Galicia con Vigo, Redondela, Cangas, Ribeira, Carballo y un Lalín que estaría a punto de salir de esta clasificación, pues casi toca ya esos cincuenta y en el presupuesto de 2018 los rebasaría.

Cabe destacar que el citado colectivo no incluye el 100 % de la inversión social, se queda con el gasto no financiero, evitando así, según Ramírez, la distorsión de inversiones puntuales en, por ejemplo, edificios. Sitúan a partir de esos cincuenta euros y hasta los cien un limbo donde se integran la mayor parte de los 22 ayuntamientos gallegos que superan esos 20.000 ciudadanos. Ninguno de ellos -tan solo uno sobrepasaría los cien euros per cápita, A Estrada- consigue cumplir los otros tres criterios que permiten acceder a la excelencia, como son no haber reducido su apuesta social frente al ejercicio anterior, que represente al menos el 10 % del presupuesto total no financiero municipal y, como añadido en esta edición, la transparencia de sus cuentas, que se pueda cotejar en el portal de Transparencia del Ayuntamiento del desglose de este presupuesto.

La excelencia en este ámbito, según la asociación de profesionales directivos de estos servicios sociales, alcanza solo al 7,7 % de todos los ayuntamientos de España con más de 20.000 habitantes. Estos, 404, suman 30,8 millones de pobladores, con lo que solo 3,5 millones de vecinos, y entre ellos ni un solo gallego, se encuentran en esta lista de buenas prácticas.

— Leer en www.elcorreogallego.es/galicia/ecg/un-solo-concello-alcanza-excelencia-gasto-social/idEdicion-2019-01-22/idNoticia-1160545/amp

Publicado en Novas, opinion

Lanzan a Iniciativa Cidadá Europea “Housing For All – Vivenda para Todas” –

Lanzan a Iniciativa Cidadá Europea “Housing For All”. | Presenta-se o seu grupo promotor no polo de agora Reino de España. | A vivenda debe ser social e accesíbel.

A vivenda é un dereito humano e non unha mercancía, debe ser social e accesíbel. Estamos facendo un chamamento para mellorar as condicións de vivenda.

O pasado 4 de abril deste ano 2019, presentaron o Grupo Promotor no Estado Español da Iniciativa Cidadá Europea “Vivenda para todos e todas”, coincidindo co lanzamento da iniciativa desde Bruxelas e 20 países europeos, coa implicación de máis de 77 organizacións.

Europa está vivindo unha grave crise da vivenda: considerada unha mercancía máis que un dereito, os prezos dispáranse e moitas vemo-nos obrigadas a cambiar de barrio ou cidade. Aproximadamente 82 millóns de fogares destinan máis do 40% dos seus ingresos a pagar o custo da súa vivenda e as persoas sen fogar non deixan de aumentar. Neste contexto, necesitamos unha resposta coordinada, desde distintos países, para conseguir ferramentas que nos permitan avanzar no dereito á vivenda.

Esta Iniciativa Cidadá Europea de “vivenda para todas e todos” é un chamamento aos países europeos para que prioricen o investimento en vivenda e dean un paso adiante na creación de vivenda accesíbel. Queremos que sexa un punto de inflexión: necesitamos un millón de firmas en toda Europa para conseguir mellores condicións legais e financeiras, como a non aplicación dos criterios de Maastricht ao investimento público en vivenda (Quen ía dicir que tiñamos que defender, agora nós, un dos criterios de Maastricht que algo beneficiaba, mais que non se está cumprindo), mellor acceso a financiamento da Unión Europea, normas sociais para os alugueiros de curta duración baseadas na competencia e a compilación de estatísticas sobre as necesidades de vivenda en Europa.

O Estado Español conta coa décima parte da vivenda pública que outros países da súa contorna (1,5% fronte a unha media do 15%) Isto non é accidental, senón que é froito da aposta por un modelo insostíbel de propiedade e vivenda protexida de venda, que pasaba ao mercado ao cabo duns anos. Máis de 644.000 familias sufriron un desafiuzamento desde 2007, en moitos casos sen alternativa residencial por parte das administracións públicas debido á escaseza de vivenda social. Por iso, esta Iniciativa ten como prioridades:

⏩ 1. Crear un parque de vivenda social e accesíbel de alugueiro ou cesión de uso dun 15% en 10 anos e un 30% en 20 anos.

➜ Incorporar ao parque de vivenda social as vivendas de Bankia e a SAREB.

➜Recuperación dos 77.000 millóns de euros do rescate bancario, vía imposto ás entidades financeiras para destinalo a vivenda social e accesíbel.

➜Obrigar a grandes propietarios a destinar o 30% de novas construcións ou rehabilitacións integrais a VPO en zonas con demanda de vivenda.

⏩ 2. Asegurar un alugueiro estábel e accesíbel.

➜Permitir aos concellos regular os prezos do alugueiro en base ao poder adquisitivo.

➜Renovación automática dos contratos con actualización de renda limitada salvo incumprimento da inquilina ou por necesidade da vivenda da arrendataria.

⏩ 3. Priorizar a vivenda pública de alugueiro, colaborar e financiar entidades sociais, cooperativas de vivenda en cesión de uso e outros operadores sen ánimo de lucro.

Distintas entidades sociais, movementos, cooperativas de vivenda e entidades do terceiro sector uniron-se nun grupo promotor da Iniciativa no Estado Español. Propoñen sumar coas múltiples iniciativas que xa existen en materia de vivenda e dar máis forza ás reivindicacións da cidadanía mediante esta campaña europea. As organizacións que formamos parte do grupo promotor somos:

• Plataforma de Afectados por la Hipoteca

• Observatorio de Derechos Económicos, Sociales y Culturales

• Sindicat de Llogaters i Llogateres

• Taula d’Entitats del Tercer Sector Social

• Sostre Cívic

• Fundació Mambré

• Fundació La Dinamo

• Federació d’Associacions de Veïns i Veïnes de Barcelona

• Centro de Asesoría y Estudios Sociales

• El Rogle cooperativa

• Fundació Habitat 3

Este lanzamento dá inicio ao proceso de recolleita de firmas, tanto en papel como electronicamente, na páxina da iniciativa:

https://www.housingforall.eu/es/la-vivienda-debe-ser-social-y-asequible/

A partir de agora hai un ano para recolleitar 1 millón de firmas en toda Europa, das cales 40.500 no Estado Español, nun mínimo de 7 países. Esta Iniciativa propón, no actual contexto de eleccións europeas (Tamén locais e algunhas autonómicas no Estado Español), solucións para o problema de vivenda a nivel europeo, sumando coas mobilizacións de decenas de cidades en Europa e o Estado Español que saíron á rúa para reivindicar.

#HousingForAll #VivendaParaTodas #PinchemosABurbulla

Firma a iniciativa aqui :

A %d blogueros les gusta esto: