Mes: febrero 2013

Señoría

A ILP tramitouse e vostedes teñen que presentar emendas. Poden respectar as demandas de mínimos recollidas na ILP, ou amplialas. Tamén poden votar a favor de perpetuar os privilexios da banca.

En breve votarase a ILP no Congreso dos Deputados. Votar a favor bríndalle unha nova oportunidade para rematar con este drama social, estar ao lado do pobo e recuperar parte da lexitimidade perdida. Votar en contra ou rebaixala convértelle, a ollos da mayoria, en responsable directo do sufrimento e a dor de miles de familias deste país.

Apelamos á súa consciencia persoal e á súa humanidade ante o sufrimento e a vida da xente. Baixe á rúa e escoite os afectados.

Ata que se vote a ILP ud. pode cambiar de opinión. Veña a visitarnos. Senón pode, teremos que achegarnos nós.

Esta carta é un convite formal para acompañarnos algúns días, semanas, para vir ás nosas asembleas e vivir en directo o motivo polo cal dicimos que as medidas da ILP son de mínimos, e por iso mesmo, innegociables.

Poden contactar coas súas PAHs máis próximas neste enlace ou ben enviando un correo electrónico a ilpderechoalavivienda@gmail.com

20130228-164859.jpg

Anuncios

Carta a los y las diputados

Carta de los afectados por la hipoteca a los Diputado del Congreso

Señoría:

Le invitamos a asistir a las reuniones de las plataformas de afectados por la hipoteca. Le invitamos a conocer de primera mano y en directo la realidad a la que nos vemos abocadas cientos de miles de personas en este país.

Usted conoce de sobra que las ejecuciones hipotecarias y los desahucios por impago de hipotecas son una de las caras más dramáticas de la crisis en España y que ya se ha llevado por delante a más de 400.000 familias. Es una realidad innegable para alguien que ostenta un cargo público.

Usted sabe también que el marco legal que regula los impagos de hipotecas condena a familias insolventes a la exclusión social y las deja sin margen para rehacer sus vidas ni horizonte alguno de recuperación. Esto ha sido avalado por múltiles actores de relevancia: sentencias judiciales, Gobiernos de otros países, la relatora de Naciones Unidas por el derecho a una vivienda, la abogada del Tribunal de Justicia de la UE, Ayuntamientos etc.
Algo que se vuelve aun más incomprensible si se tiene en cuenta que la dación en pago, el derecho a una segunda oportunidad está contemplado en nuestra legislación para las empresas. Y no para las personas.

Su señoría es perfectamente consciente que este drama ha sido ignorada de manera reiterada por los gobiernos de PSOE y PP, y que ni el decreto de buenas prácticas ni la moratoria de desahucios para casos de extrema vulnerabilidad han servido para atajar el problema.

Y también sabrá que la sociedad ha hecho suya de forma masiva eincontestable la única propuesta que a día de hoy recoge soluciones de mínimos a este drama: el derecho a una segunda oportunidad. la ILP por la dación retroactiva, la paralización de desahucios
y el alquiler social.

Todo esto lo sabe si vive en este país y conoce a la gente de a pie, a la gente normal, que está sin trabajo y con hipoteca. O que tiene trabajo, pero no gana suficiente para pagar la hipoteca por tener que afrontar gastos más importantes como es comer o abastecerse de los servicios básicos. Y si no lo sabe es porque Ud. se venda los ojos cuando sale a la calle o ignora las notícias en prensa que hablan de gente deseperada que tristemente nos dejó, porque ya no pudo más, pensando que no había salida. Pero sí que la hay y es la que la plataforma de afectados por la hipoteca ha puesto encima de la mesa.

Y si con todo esto no fuera suficiente para enterarse, el pasado martes 5 de febrero la voz de la PAH llegó al Congreso a través de su portavoz, Ada Colau, que compareció en la Comisión de Economía sobre el proyecto de la protección a los deudores hipotecarios. Ese día les entregamos otra carta con la que solicitamos a su grupo parlamentario que se comprometa por escrito a defender las demandas que contiene la ILP sin rebajas ni concesiones de ningún tipo. El silencio o una negativa de su partido a la misiva equivale a ignorar el sufrimiento de miles y la voluntad de una incontestable mayoría.

Terminamos, Señoría:

La ILP se ha tramitado y ustedes tienen que presentar enmiendas. Pueden respetar las demandas de mínimos recogidas en la ILP, o ampliarlas. También pueden votar a favor de perpetuar los privilegios de la banca.

En breve se votará la ILP en el Congreso de los Diputados. Votar a favor le brinda una nueva oportunidad para acabar con este drama social, estar al lado del pueblo y recuperar parte de la legitimidad perdida. Votar en contra o rebajarla le convierte, a ojos de la mayoria, en responsable directo del sufrimiento y el dolor de miles de familias de este país.

Apelamos a su consciencia personal y a su humanidad ante el sufrimiento y la vida de la gente. Baje a la calle y escuche a los afectados.

Hasta que se vote la ILP ud. puede cambiar de opinión. Venga a visitarnos. Sino puede, tendremos que acercarnos nosotras.

Esta carta es un invitación formal para acompañarnos algunos días, semanas, para venir a nuestras asambleas y vivir en directo el motivo por el cual decimos que las medidas de la ILP son de mínimos, y por eso mismo, innegociables.

Pueden contactar con sus PAHs más próximas en este enlace o bien enviando un correo electrónico a ilpderechoalavivienda@gmail.com

Atentamente,

Plataforma de Afectados por la Hipoteca
Febrero de 2013

Nova Campaña da PAH

Nos últimos meses o consenso para reformar a lei hipotecaria, que ten alcanza cotas do 90% entre a poboación segundo as enquisas, estendeuse ata sectores como o Tribunal de Xustiza da UE, os xuíces decanos do noso país, sindicatos de policías e mesmo asociacións de cerralleiros e bomberos que se negan a colaborar nos desafiuzamentos. Chegados a este punto, consideramos que coa ILP esgotamos todas as vías posibles que o actual sistema ofrece para modificar unha lei. Agora é a quenda dos políticos. É a quenda de responder ás demandas da cidadanía e deixar de responder ao ditado da banca.

.y damos comezo a unha campaña de sinalamento dos culpables

Durante as dúas primeiras semanas de febreiro, a PAH interpelou a todos os partidos con representación parlamentaria para solicitar por escrito o seu apoio a estas medidas de mínimos. Temémonos que algúns partidos van expresarnos a súa determinación de votar en contra e continuar defendo os intereses das entidades financeiras. Estamos convencidos de que esta decisión non responde á vontade dos deputados que conforman estes partidos e é por iso que iniciaremos unha campaña co obxectivo de que rompan a disciplina de voto apelando aos seus valores éticos e morais, apelando á democracia; é unha demanda cidadá.

Será unha campaña pacífica e estamos a traballar conxuntamente con avogados, colectivos de artistas e deseñadores para que a campaña teña a máxima repercusión diudadana que nos permita conseguir os nosos obxectivos. Respectamos a liberdade de voto dos deputados, pero consideramos que temos dereito como cidadáns a informalos das consecuencias dramáticas que vai ocasionar a súa decisión porque as estamos a padecer diariamente.

Esta campaña será gradual e está dividida en fases:

Apelamos ao voto individual. Queremos coñecer cúal é a intención de voto de cada un destes deputados e informalos dos contidos da ILP mediante os seus perfís de twitter .Que rompan a disciplina de partido e voten a favor das propostas contidas na ILP: Dazón en pagamento,aligerar social e paralización inmediata dos desafiuzamentos.

Se persisten en manter a decisión da cúpula dos seus partidos, iniciaremos unha segunda fase na que faremos visible a súa actividade lexislativa Se rematou a impunidade para aqueles que permiten que se sigan vulnerando os dereitos humanos no noso país. Os bancos ningunean nos, sinálannos como culpables da nosa situación, engánannos en procesos de refinanciamento, maltrátannos verbalmente, sinálannos publicamente no desafiuzamento da nosa vivenda e déixannos na rúa sen ningunha alternativa.
Agora tócanos a quenda de sinalar os que permiten que esta situación se produza.

20130222-015123.jpg

Despois do 16F: Aumentemos a presión social

20130217-115539.jpg

A enerxía imPAHrable que vivimos na manifestación de Vigo e os cientos de miles en todo o Estado e soio o principio de algo novo que está a mudar.

O que parecía imposible fixose posible :O PP mudou su intención de voto no último minuto,foi unha gran primeira victoria.

Agora ,nas próximas semans hai que redoblar os esfuerzos e a presión SOCIAL ,mediante correos ós diputados e diputadas,concentracións e manifestacións  …sinalando ós culpables de ista estafa ,que noten que hai un clamor popular que non vai consentir que se cambie para peor una proposta que conta con mais de un millón de firmas e un amplo consenso social.

De aquí  a o 7 de marzo a ILP vai ser tramitada pola vía de urxencia ,que se pareza o que pedimos o que o PP a convirta nunha leí o dictado da Banca,do poder finaciero, depende de nós,depende da presión que podamos facer nistes meses

A PAH vai facer propostas concretas para as próximas semans…..

A loita é o camiño      Si se pode      Xuntos Podemos

Carta a los diputados

Este martes en el Congreso de los Diputados se vota la admisión a trámite de la Iniciativa Legislativa Popular para la dación en pago con efecto retroactivo, la paralización de los desahucios y la promoción del alquiler social. Las entidades promotoras de la ILP hemos conseguido un total de 1.402.854 firmas, lo que evidencia un clamor ciudadano para cambiar la legislación hipotecaria y poner fin al drama de miles de familias que se ven abocadas a la calle, sin vivienda y con una deuda de por vida.

La votación de la ILP para la dación en pago coincidirá con la votación de otra ILP, en este caso por la regulación de la fiesta de los toros como bien de interés cultural, que según parece si será tomada en consideración –con menos de la mitad de firmas-. Este martes veremos qué prioridades son las que muestran tener los partidos políticos de este país. Consideramos que supondría un grave insulto a la democracia que el Congreso ni tan sólo tomara en consideración una demanda ciudadana con un apoyo tan amplio, muy superior incluso al número de votos que tienen algunos partidos con representación en el Congreso. Nos preguntamos para que sirven entonces las iniciativas legislativas populares y el requisito de recoger un mínimo de 500.000 firmas, si el Congreso puede rechazar sin considerar un texto que triplica esta cifra.

Según datos del Consejo General del Poder Judicial, entre 2007 y el tercer trimestre de 2012 se han producido más de 400.000 ejecuciones hipotecarias en el Estado Español. Las Comunidades Autónomas que tienen el triste honor de encabezar el ranking de desahucios son Andalucía (con 81.160), Cataluña (79.043) y el País Valenciano (77.435).

Desde el principio de la crisis se han producido en el Estado español más de 400.000 desahucios
Las familias afectadas por estos desahucios pertenecen a los sectores sociales más castigados por la crisis: las personas que han perdido el trabajo. Por otro lado, a la pérdida del empleo y de la vivienda se suma una consecuencia totalmente inesperada y de efectos muy graves: en el estado español el procedimiento de ejecución hipotecaria prevé que, en caso de impago, la entidad financiera pueda adjudicarse la vivienda por el 60% de su valor de tasación, y seguir reclamando el resto de la deuda pendiente –más intereses y costos judiciales- tanto a la persona afectada como a aquellos que la hayan avalado.

Así, mientras que las entidades financieras, en gran medida responsables de la actual crisis económica, reciben miles de millones de euros en ayudas públicas, las familias con hipotecas impagables siguen abocadas a la exclusión social.

Hoy, día en el que el Congreso votará la aceptación a trámite de la ILP por la dación en pago, no acaba nada. Al contrario, sigue la lucha para garantizar el derecho a la vivienda en nuestro país. Una vivienda digna es un elemento indispensable para garantizar el libre y correcto desarrollo de cualquier persona de nuestra sociedad. Se trata de un derecho necesario para poder ejercer otros, como el derecho al trabajo. No poder disfrutar de una vivienda digna y adecuada a las necesidades de cada persona o familia es un factor de riesgo de cara a la exclusión social. A pesar de ello, la vivienda, a menudo, no se ha considerado un derecho, y si un negocio más por la libre especulación.

Pedimos a los 350 diputados del Congreso que voten hoy a favor de admitir a trámite la ILP por la dación en pago y el alquiler social. Por respeto democrático al millón y medio de ciudadanos que les han dado su apoyo y por respeto a las 400.000 familias que ya han perdido su vivienda.

Josep Maria Álvarez, Secretario General de UGT Catalunya

Ada Colau, Portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca

Joan Carles Gallego, Secretario General de CC OO Catalunya

Jordi Giró, Presidente de la Confederació d’Associacions Veïnals de Catalunya (CONFAVC)

Àngels Guiteras, Presidenta de la Taula del Tercer Sector Social de Catalunya

Vanesa Valiño, Directora del Observatorio DESC

16F Polo dereito a vivenda

Polo dereito á vivenda. Contra o xenocidio financeiro, sinalamos aos responsables e esiximos dación en pagamento retroactiva, aluguer social e stop desafiuzamentos xa!

Hoxe continuamos camiñando para defender e esixir o dereito á vivenda, un dereito fundamental sistematicamente vulnerado no noso país. As Plataformas de Afectados pola Hipoteca denunciamos a situación dramática á que se condena a vivir miles de familias que non poden pagar a hipoteca ou o aluguer, que se ven desafiuzadas ou ameazadas de desafiuzamento, vítimas dunha estafa hipotecaria, da vulneración extrema do dereito á vivenda por parte das entidades financeiras, avaladas polos gobernos correspondentes.

420.000 execucións hipotecarias no Estado os últimos seis anos e 220.000 desafiuzamentos son sinxelamente intolerables.

Fronte aos abusos das entidades financeiras -responsables da crise actual-e a complicidade do goberno, que lles dá cobertura cunha lei inxusta coa que toda a resposabilidad recae sobre a parte máis vulnerable, ao mesmo tempo que ese mesmo goberno destina miles de millóns de euros en axudas públicas á banca sen ningún tipo de contraprestación, as PAHs e a cidadanía mobilizada defendemos o dereito á vivenda, e puxemos enriba da mesa as solucións para rematar con esta estafa. Porque non ten sentido que os bancos acumulen miles de pisos baleiros mentres miles de familias quedan na rúa.

O 16 F saímos ás rúas polo dereito á vivenda, porque o xenocidio financeiro ten os días contados. Porque os dereitos humanos non se negocian

Si se Pode!

20130213-163552.jpg

Ada Colau, de la PAH Barcelona: “La hipoteca es la forma de extorsión y de esclavitud perfecta”

Ada Colau, actualmente portavoz de la PAH de Barcelona y una de sus fundadoras, acaba de publicar el libro ‘Vidas hipotecadas’, en el cual analiza el problema de la vivienda y la historia del movimiento. Ya a la venta en catalán, la versión en castellano estará disponible a partir del próximo mes de junio.

La PAH comenzó a ser conocida a partir de mayo del año pasado, gracias al 15-M, pero, ¿cómo nace la organización?

La plataforma surgió en Barcelona hace mas de 3 años, a finales de 2009, y la fundamos gente que veníamos de movimientos como ‘V de Vivienda’. En seguida intentamos visibilizar el tema de la deuda hipotecaria y el de los desalojos. En un principio nos centramos en la dación en pago porque el proceso de ejecución hipotecaria, con la saturación que hay en los juzgados, tarda entre uno y dos años, por lo que lo primero fue las ejecuciones hipotecarias. Cuando comenzaron a llegar los desalojos arrancamos con la campaña ‘Stop Desahucios’, en noviembre de 2010. Esa campaña paró el primer desalojo, que grabamos en vídeo, el cual empezó a circular mucho por la red.

Y eso hizo que las iniciativas se extendieran…

Sí, ahora parece normal parar desalojos, pero para gente que no está politizada es muy complicado dar el paso y salir públicamente a contar su problema, con el añadido del fuerte estigma social que supone el desahucio en una sociedad individualista, donde todo el mundo sufre sus penas en soledad y escondido. Salir y decirlo no es fácil. Necesitábamos un imaginario para que la gente se lanzase a dar el paso, y por eso grabamos el primer desalojo.

¿Y qué supuso la aparición del 15-M?

Con la llegada del 15-M, se disparó aún más este imaginario. Vino a decir que juntos podemos cambiar las cosas, no tienes por qué sufrir en soledad tus problemas, no es una vergüenza lo que te está pasando. Fue tan importante el imaginario como la red de solidaridad. El 15-M pasó a movilizar a miles de personas. El 15-M amplificó la lucha y cuanto más se extiende una lucha más se legitima.Las asambleas de barrio en este tema son vitales. Puntualmente nos podemos desplazar para parar un desahucio, pero como es una cosa tan dramáticamente cotidiana, las redes tienen que ser lo más próximas posible, para que esto funcione de forma estable y sostenible. El 15-M ha sido clave en este sentido.

Cuando una persona es desahuciada es habitual oír que la culpa es suya, por haber firmado la hipoteca. ¿Qué hay de cierto en eso?

Lo primero que respondería es que la gente afectada no renuncia a asumir parte de su responsabilidad. El problema está en que la única que está asumiéndola, e incluso más de la que le toca, es precisamente la gente afectada. Es decir, ya es suficiente perder la propiedad de la vivienda, pero que además tengas que quedarte con una deuda de por vida y en la calle mientras la vivienda se queda vacía, no es de recibo. El del banco y el de las personas afectadas son dos niveles de responsabilidad distintos.Además de todo eso, hay que recordar en qué situación se firmaron esas hipotecas, donde no es verdad que existiera una libertad para firmarlas. Era un contexto en el cual había políticas públicas muy agresivas que incentivaban el acceso a la vivienda a través de la hipoteca. Fiscalmente desgravaba la compra, no el alquiler, estaba liberalizado el mercado del crédito y por tanto los bancos podían prestar todo el dinero que quisieran, como quisieran y a quien quisieran, porque el alquiler no era una alternativa real.De hecho, estamos entre los países donde el alquiler es más inestable, ya que a los cinco años te pueden echar, te pueden triplicar el precio, etc. Cualquiera que quiera hacer un plan tan legítimo como es hacer un plan de vida estable, formar un hogar, evidentemente no quiere al cabo de cinco años tener que trasladarse con todo. Entonces, en esas condiciones, decir que tú libremente elegiste comprar una vivienda no es del todo cierto.

¿Los poderes públicos han contribuido a esta situación?

Hay que recordar que la ministra de Vivienda salía constantemente en los medios de comunicación diciendo que era el momento de comprar, que comprar una vivienda era la mejor inversión o que la vivienda nunca bajaba.No es que el Gobierno haya dejado hacer al mercado hipotecario, es que ha intervenido activamente para potenciar el acceso a la vivienda a través de la hipoteca. A veces era más fácil hipotecarse que alquilar un piso, como en el caso de la población inmigrante, contra la que había un racismo brutal en el alquiler, mientras que con los bancos, desde el momento en que decidieron que en el crédito inmobiliario estaba el negocio, todo eran facilidades. Eso de que la gente se volviera loca, de que los españoles querían ser propietarios, vivir por encima de sus posibilidades, es mentira. En los años 50 más de la mitad de la población vivía en régimen de alquiler, y si en pocas décadas se ha experimentado un cambio tan dramático es porque ha habido unas políticas muy agresivas que han impulsado ese cambio.

Por otro lado, las dos partes firmantes del contrato no son iguales. Son contratos de adhesión, donde una parte marca todas las condiciones, y tú o lo firmas o no lo firmas. El banco tiene toda la información y tú, que eres panadero, mecánico, o lo que sea, se supone que tienes que tener un máster en economía o en derecho para hacer algo tan básico como es acceder a una vivienda que, recordemos, no es un capricho sino un bien de primera necesidad. Entonces, te encuentras con que, para acceder a algo que es un derecho, tienes que firmar un contrato hipotecario, que está escrito en un lenguaje totalmente incomprensible, seguramente de forma expresa, y que todas las condiciones las dicta la parte fuerte, que es quien tiene toda la información, quien tiene economistas, abogados y conoce las tendencias de los mercados internacionales. Hay que recordar cómo se dieron estos contratos en la época de la burbuja.

Si comprabas ladrillo todo eran ventajas…

Todo el mundo relata lo mismo, ibas al notario y te leía de forma rápida una parte del contrato. La gente no se enteraba de nada, pero el banco te decía: “o lo coges ahora o si no va a venir otro y se lo vendo”. Parecía que habías perdido una oportunidad por cada día que pasaba. Lo más increíble es que cuando todo esto estalla, la parte fuerte, que es el banco, no tiene que asumir ningún tipo de responsabilidad, sino que la única recae en la parte más débil. La persona hizo eso porque necesitaba una vivienda, no quería un bien de lujo. La gente normal es la única que ha pagado la responsabilidad de la locura de la burbuja.

¿Por qué se han permitido entonces esos contratos?

Ha habido una estafa generalizada. Esa parte fuerte se ha enriquecido -mobiliarias, bancos, promotoras, constructoras, tasadoras, notarios…-, han hecho miles de millones de beneficios, mientras que la otra parte ha perdido todo para siempre. No es sólo cuestión de responsabilidades, sino de quién ha salido ganando y quién perdiendo. Es el negocio del siglo. Durante los años de la burbuja, la gente ha pagado intereses. Más tarde, cuando la cosa va mal, no sólo se te acumulan las cuotas que no puedes pagar, sino que te empiezan a cobrar los intereses, que son abusivos. Inmediatamente la deuda empieza a crecer y cuando llega el momento de la subasta puede darse el caso de que la deuda sea igual al momento inicial, tras los años que has pagado.

Los intereses de demora son elevadísimos. Si a esto le sumas los costes judiciales, la gente al final se encuentra con deudas inmensas. Es un delirio. Hay gente que ha pagado decenas de miles de euros pagando cuotas altas porque hubo el problema de la subida del Euribor. Tras pagar miles de euros, se queda sin casa y con una deuda igual que la inicial que además vuelve a generar nuevos intereses.

¿Qué le queda a una persona desahuciada?

Normalmente, el deudor es deudor de por vida. Aunque trabaje veinticuatro horas al día jamás va a pagar esa deuda. Es la forma de extorsión y de esclavitud perfecta. El banco se queda con todo lo que ha ingresado, con la vivienda a un precio ridículo, la cual inmediatamente puede poner en el mercado más cara -de hecho lo hacen a menudo-, y encima a ti te siguen reclamando el cobro de la deuda. Es la versión contemporánea de la esclavitud.

Publicado originalmente en Público.es

20130205-003521.jpg

16F ! Sinalemos aos culpables Non é unha crise é unha estafa

.A dación en pago e o berro de “stop desafiuzamentos” son un clamor popular.

Foi a PAH, a cidadanía mobilizada, a que puxo enriba da mesa un problema xestado polas entidades financeiras co beneplácito de gobernos de diferentes signos e cores. Foi a cidadanía a que parou desafiuzamento tras desafiuzamento mentres o goberno do PSOE primeiro e actualmente o do PP rescataban a unha banca culpable dun xenocidio financeiro. Mentres, facían oídos xordos e minimizaban un problema que afecta xa a máis de 400.000 fogares. A solución ao “problema dos desafiuzamentos” está na ILP. Case un millón de firmas entregaranse no Congreso mostrando o apoio de centos de miles de persoas á ILP pola dación en pago retroactiva, o aluguer social e unha moratoria dos desafiuzamentos. Unha ILP que se propón desde aqueles que cada día nos enfrontamos ao problema, desde os que cada día loitamos contra os abusos da banca. Non é unha crise: é unha estafa. É unha estafa á que miles de persoas plantaron cara nestes últimos anos ao berro de “Si que se pode!”. Si que se pode, e o día 16 de febreiro saímos á rúa a gritalo

20130202-121246.jpg

“Vidas Hipotecadas”

El artículo 47 de la Constitución española establece que todos los ciudadanos del Estado español tenemos derecho a una vi- vienda digna y adecuada. Y todavía más: que los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utiliza- ción del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación, y que la comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos..
En un país donde el principal gasto de los hogares es la vivienda, y en el cual se ha impulsado durante años la propiedad privada como forma casi exclusiva de tenencia, cuando disminuyen los ingresos, el primer gasto que no se puede afrontar es la hipoteca. Con una tasa de paro superior al 22 %, con más de 5 millones de personas en edad de trabajar sin trabajo remunerado y con 1,4 millones de hogares con todos sus miembros en paro, resulta fácil intuir la magnitud de la tragedia hipotecaria.
Según datos del poder judicial, entre 2007 y el tercer trimestre de 2011 se iniciaron 349.438 ejecuciones hipotecarias en España. Según datos de 2011, cada día se inician 212 procesos; es decir, 6.360 al mes.
Con este volumen de afectación no es de extrañar que en febre- ro de 2009 surgiera la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). La primera aportación valiosa de esta Plataforma fue, además de visibilizar la cantidad de ejecuciones que se estaban produciendo, poner sobre la mesa una anomalía jurídica en el pro- cedimiento español que tiene consecuencias devastadoras. En Es- paña la entrega de la vivienda no es suficiente para saldar la deuda, ya que el préstamo recae sobre la persona y no sobre el bien hipo- tecado, que solo es una garantía y, en caso de impago, no se consi- dera suficiente para extinguir el préstamo. Cuando se produce una situación de impago, la vivienda va a subasta; si la subasta queda desierta, que es lo que ocurre el 90 % de los casos en el contexto actual de crisis, las entidades financieras pueden adjudicarse la vi- vienda por el 60 % del valor de tasación (hasta hace poco, era el 50 %). La diferencia de la deuda que no quede cubierta por este 60 %, más los intereses de demora y las costas judiciales del proce- so (ambos muy elevados), quedarán como una deuda viva para la persona expropietaria. Una deuda que además genera nuevos inte- reses, y esto, en la práctica, imposibilita llegar a saldarla. El resultado de esta legislación anacrónica es prácticamente una versión contemporánea de la esclavitud: los que en una ocasión cometieron el error de firmar una hipoteca quedarán condenados financieramente de por vida.
Así, al desahucio se le suma una condena fi- nanciera que se transforma en una condena a la exclusión social: la persona podrá ser embargada de por vida (nóminas, cuentas bancarias, herencias, etcétera)…..

Por haber querido acceder a una vi- vienda, a un bien de primera necesidad reconocido como derecho fundamental, puede convertirse uno en un proscrito sin posibilidad de recuperarse. Por supuesto, esta grave vulneración del derecho a la vivienda implica la vulneración de otros dere- chos fundamentales interdependientes, como es el derecho a la salud. La ansiedad ante el inminente desahucio y la muerte fi- nanciera de las familias causa trastornos psicológicos graves, que en ocasiones se traducen, entre otros, en episodios de violencia, alcoholismo, desatención de los hijos, tensiones familiares, incre- mento de la violencia de género e intentos de suicidio cada vez más frecuentes.